Invertir en Bolsa para principiantes. Algunas leyendas

Invertir en Bolsa se ha convertido en una posibilidad de ganar dinero desde que internet permitió que este tipo de negocio pudiera llegar a todas partes del mundo, sin límites. Esto ha facilitado a todo tipo de persona que se haya interesado en conocer más sobre este negocio; no obstante, al entrar a investigar se encuentran con muchos inversores decepcionados y con una serie de leyendas que indican que “no es oro todo lo que reluce”. Es significativo el porcentaje de personas particulares que colocan su dinero en plataformas on-line y se fracasan a la hora de rentabilizar sus operaciones, perdiendo por tanto la confianza en el negocio y desinteresándose rápidamente. Ante esto, aquellos que aún no se han iniciado en la inversión bursátil, se preguntan si de verdad vale la pena hacerlo. La verdad es que, ante este panorama, lo mejor es desmentir algunas leyendas que favorezcan invertir en Bolsa para principiantes.

Invertir en Bolsa para principiantes. Romper con las leyendas

A continuación, señalaremos algunos mitos o leyendas que se tejen sobre la inversión en el mercado de las acciones y otros activos. Conocer la verdad sobre estas “afirmaciones” será de gran ayuda para invertir en Bolsa si eres principiante:

Saber poco es mejor que saber nada

Tener algunos conocimientos sobre Bolsa es mejor que entrar a este negocio siendo un “neófito perdido en un mar de tecnicismos”. Lo cual, hace necesario y obligatorio que los inversores novatos comprendan de manera básica todo lo relacionado con los mercados de valores. De esta forma, podrán entender dónde están metiendo su dinero y podrán usar esa información como factor extra que les ayude a tener éxito en este negocio. Tampoco es necesario tener un conocimiento al 100% sobre mercado, ni una dedicación exclusiva a este. Para ayudar en estos casos, existen los brokers, profesionales especializados que serán consejeros de cualquier inversor a cambio de un porcentaje sobre la producción. Sin lugar a dudas, invertir a ciegas es mucho más arriesgado y suele ser más costoso que pagar un porcentaje de las ganancias a un buen asesor.

La Bolsa no es un laboratorio de física aplicada

En las ciencias físicas existe una ley que señala que todo lo que sube tiene que bajar. Muchos inversores advenedizos usan este criterio para moverse en el mercado accionario. Hay acciones que llevan años subiendo sin tener caídas significativas. Por supuesto que hay caídas accionarias, ya que hay muchos factores ajenos a la Bolsa que pueden influir en su precio, pero el criterio de la caída segura no ayuda al momento de invertir. Lo cierto es que una empresa bien gestionada puede mantenerse en alza durante años.
La Bolsa es un casino.

Un buen número de personas huyen del mercado bursátil porque entienden o les han hecho entender que invertir allí es como ir a un casino, esperando que el azar haga su trabajo. La realidad es que comprar acciones es muy diferente al hecho de colocar las fichas sobre el “paño de la ruleta”. Para explicar esto con mayor claridad, es conveniente entender qué significa comprar acciones.

Primero se debe entender que una acción es parte integral de la propiedad de una empresa, garantizando a su poseedor hacer reclamos sobre sus activos y sobre los beneficios que se generen. En segundo lugar, muchos ven las acciones como un simple papel comercial, olvidando que esta representa propiedad en la empresa.

En la Bolsa, los inversores mantienen un estudio constante sobre su comportamiento y el estatus de cada empresa para determinar las futuras ganancias de las acciones. Lo que provoca que el precio se mueva hacia arriba o abajo debido a los movimientos del mercado. El detalle del supuesto “azar” está en que son tantos y variados los elementos que hacen que se muevan los precios de los valores, que se podría pensar que todo sucede por casualidad y no por la acción de los inversores.

Lo cierto es que la verdad siempre quedará reflejada; una empresa puede mantener su nivel de valor accionario sin obtener ganancias, basándose este sobre ganancias futuras, pero esto no podrá sostenerse por mucho tiempo. En cambio, el juego de azar basa su negocio en tomar el dinero de un jugador, la casa recoge su ganancia y el resto lo reparte entre “jugadores ganadores”. Aquí, el beneficio es solo para el propietario del casino, mientras que la Bolsa crea valor y el flujo de inversiones es importante para el desarrollo empresarial de cualquier país.

“Si todos se tiran del puente…”, en el mercado financiero no funciona el principio de que lo que hace la mayoría es lo correcto. Por este motivo, es importante que el invertir en Bolsa para principiantes se haga bajo el criterio del conocimiento y la formación previa. El entrar al negocio a ciegas obliga al inversor a seguir el camino de la mayoría y eso puede suponer un gran riesgo y llevar al fracaso en el mundo bursátil.

La Bolsa es para ricos

En alguna época pudo haber sido real. Tanto es así que los inicios de la Bolsa se basaron en negociaciones entre familias adineradas; no obstante, los tiempos cambian, y ahora cualquiera puede entrar al negocio. Los avances de las comunicaciones vía internet abrieron las puertas para que desde cualquier lugar del mundo, cualquier persona pueda invertir en acciones, usando las plataformas especializadas en el tema que se encuentran fácilmente en la red.

Más Información

curso gratis

Háblanos por WhatsApp en: 0034 648 552 205