Las acciones son el producto principal para Invertir en la Bolsa. En pocas palabras, éstas son unidades de interés de propiedad en una corporación o activo financiero. Ahora bien, es necesario tener claro que invertir en el mercado bursátil no es un juego. Por ello, como se haría al hacer cualquier inversión (un coche, un piso o una casa), se debe conocer lo mejor posible el producto en el que se va a colocar tu dinero. Comúnmente, en cualquier inversión que se realiza se busca conocer la máxima información sobre el producto a adquirir. Por ejemplo, en el caso de un piso. Primero interesaría conocerlo, revisar su estructura, el estado de la pintura, las paredes, la cocina, las instalaciones eléctricas, las tuberías y otros detalles. En el caso de desconocer cómo hacerlo, lo más recomendable es contar con expertos de las distintas áreas para poder tomar una decisión. En el mismo sentido, para Invertir en Bolsa, es necesario conocer distintos elementos que nos permitan tener una cierta seguridad acerca de dónde estamos colocando nuestro dinero.

Invertir en Bolsa. Primeros pasos.

Como bien reza el dicho, para lograr recorrer el camino lo más importante es dar el primer paso. El primer aspecto a considerar para Invertir en Bolsa es tener una cuenta de inversiones. Para ello, es necesario buscar un profesional que pueda explicarnos como tener, y para qué sirve, este tipo de cuenta. En este caso, para iniciarnos en la inversión bursátil, es recomendable buscar un corredor de descuento, quien puede asesorarnos con las acciones a llevar a cabo y se encargará de las futuras órdenes de compra/venta de acciones. Este tipo de profesionales se pueden encontrar de diversas maneras, una de las más usadas en la actualidad es internet. Pero si hacerlo en la red genera algún tipo de desconfianza, se puede optar por ir a la entidad bancaria de confianza y solicitar el servicio.

Empezando la inversión en bolsa

Habiendo cumplido los requisitos previos necesarios para empezar a Invertir en Bolsa. El siguiente paso es uno de los más importantes, la investigación. Sí, la información es poder, por esto, antes de decidir sobre qué empresa y acciones vamos a colocar el dinero, se debe conocer más sobre ellas. La mejor manera de obtener esta información es consultando periódicos, revistas y páginas web serias que se dediquen a este tipo de negocio. Así que sería importante tener en cuenta los siguientes detalles:

Valor de las acciones.

Revisa el costo de cierre de las acciones el día anterior. Si estamos iniciándonos, es recomendable desechar las de mayor valor, es decir, aquellas que estén por encima de los 500 dólares.

Movimiento anual.

Aquí se podrá observar el crecimiento del valor de la acción en relación al último año. Los títulos con buen crecimiento podrán ser una alternativa.

Rentabilidad.

Se refiere al valor porcentual que la empresa paga a sus accionistas anualmente. Es importante entender que no toda empresa paga dividendos. Pero como compensación, el valor del activo se refleja como un mayor crecimiento de la inversión.

Relación entre el precio y la utilidad.

Este indicador habla del resultado al dividir el precio de la acción entre la cantidad de empresas que forman parte del periodo medido. Si bien es uno de los factores menos seguros para hacer una apreciación, casi siempre una baja relación precio/beneficio, se puede interpretar como una buena valoración de las acciones.

En el caso de que esta relación sea alta, se debe entender que puede haber una buena valoración a futuro, ya que la empresa se encuentra en pleno desarrollo de nuevos proyectos.

Hasta aquí tenemos una valoración accionaria y una visión general de cuáles podrían ser las mejores empresas para invertir. Ahora, el plan personal es el siguiente paso. Usando los mismos recursos, analicemos y respondamos las siguientes preguntas.

¿Queremos hacer una inversión lenta en tiempo de rendimiento pero segura? ¿Queremos doblar el capital a corto plazo aceptando la posibilidad de poder perder gran parte del capital en el movimiento? Lo recomendable sería decantarte por la primera posibilidad. La Inversión en Bolsa rentable se caracteriza por la paciencia.

La siguiente pregunta debe ser respondida en relación a la(s) empresa(s) sobre la cual(es) hemos decido colocar el dinero. Revisando la información sobre la(s) empresa(s), respondamos:

Otro punto importante que influye sobre el comportamiento de las acciones es el siguiente:

¿Está pasando algo en el mundo que podría afectar el buen desempeño de la compañía? Aquí pueden medirse diversos factores, donde está su sede principal, próximas elecciones presidenciales, aumento desproporcionado de la materia prima que requiere, leyes que están prohibiendo el uso de sus productos en algunos países y mucho más.

Y, por último. Acude al apoyo de un profesional en inversiones en la Bolsa. Ya que nadie mejor que él para guiarte, aunque haya que pagarle un importante porcentaje de las ganancias.

Más Información

curso gratis

Háblanos por WhatsApp en: 0034 648 552 205