Cómo comprar acciones en la Bolsa. Guía rápida. Parte 1

En el momento de comprar acciones, se está comprando parte, en proporción, de la empresa que ha emitido ese activo. Quien adquiere esta acción consigue a su vez determinados derechos, entre ellos, recibir dinero, fruto de las ganancias que obtenga la empresa. De igual forma, quien posee acciones puede venderlas cuando así lo desee, y si su valor está por encima del precio en el momento en el que se compraron puede obtener ganancias.

Una vez tenemos claro qué es una acción, veamos qué más hay que conocer para saber cómo comprar acciones en la Bolsa.

El mercado de valores

Así se denomina a la acción o lugar donde se negocian activos con valor monetario. Las acciones tienen un valor, ya que representan en la compra/venta una parte de la empresa. En este caso, el mercado de valores donde se negocian las acciones son las bolsas de valores, siendo la más reconocida y con mayor movimiento la Bolsa de Nueva York, además existen muchas otras bolsas de valores en los propios Estados Unidos y en muchos otros países.

Oferta y demanda

Este es un mercado especulativo donde los precios de las acciones tienen un continuo movimiento, subiendo o bajando su precio. La variación del valor puede deberse a varios factores, pero el más común es el de la oferta y demanda, si hay muchos compradores (demanda), el valor de venta (oferta) es mayor y viceversa. Sin embargo, esta variación se puede deber a otros factores de índole muy variable.

Objetivo

Al comprar acciones en la Bolsa, lo que se busca es invertir en una empresa, esperando que en un plazo prudencial suba la cotización de ésta y, por tanto, el valor de las acciones. Al suceder esto, las acciones se venden a un precio mayor que el invertido y, por consiguiente, se obtiene una beneficio.

Algunos Términos

A la hora de saber cómo comprar acciones es necesario conocer la terminología que se usa en el mercado de valores. No tendría ningún sentido y podría ser muy arriesgado para las finanzas entrar a operar sin entender los conceptos que se usan y qué significado tienen en el momento de negociar. Al conocer los significados de los términos más utilizados, el inversor podrá entender el movimiento del mercado y tomará las decisiones óptimas en el momento de comprar o vender. Veamos algunos de estos conceptos:

Precio de venta

Este valor se refiere al precio más bajo disponible para una acción.

Orden

Es la solicitud que se lleva a cabo para vender o comprar una acción. En función de lo anteriormente mencionado, si se desea vender se recibirá el precio de oferta por cada acción y, si lo que se desea es comprar, la operación se llevará a cabo bajo el precio de venta existente. Las órdenes pueden estar condicionadas por el propietario de las acciones. Se puede delimitar el valor con el que se desea comprar o vender una acción. De la misma forma, pueden llevar una orden de suspensión, lo que se refiere al cierre de la operación cuando el valor de la acción llega a un valor predeterminado por el inversionista.

Fondo mutuo o mutual

Este concepto da nombre a una «piscina» donde se coloca el dinero de muchos inversores y se utiliza para invertir en diferentes áreas. Por ejemplo, hay fondos mutuales que invierten en acciones de compañías de diversa índole, diversificando así la inversión y reduciendo los riesgos de pérdidas. Al entrar en este tipo de fondos, se obtiene una participación en las ganancias, equitativa al dinero colocado en dicha piscina. Esta es una manera favorable de invertir si no se tiene mucho tiempo para dedicarse a esto o poco conocimiento sobre el mercado de valores. Es importante saber que estos fondos de inversión tienen un coste basado en comisiones que se deben pagar a quien o quienes administran la piscina y cuotas anuales por el mantenimiento de éstas.

Investigando para saber cómo comprar acciones.

Los fondos de inversión señalados anteriormente son adecuados cuando se desea que una persona realice las operaciones por uno mismo. Pero, si lo que se desea es operar personalmente, es muy importante seguir las siguientes pautas:

Investigación

Es necesario realizar un estudio profundo del mercado, las acciones, las empresas, las noticias, los precios y otros elementos antes de decidir colocar el dinero en acciones. La existencia de internet ha favorecido mucho esta investigación, ya que se pueden encontrar varias web en las que, por ejemplo, se obtiene información fresca sobre las empresas de interés. Detalles como: a qué se dedican, cómo están sus finanzas, quiénes la dirigen, cómo se ha comportado el precio de sus acciones en un tiempo determinado, y otra serie de datos.

Por otra parte, es bueno conocer un poco las empresas en función de la información suministrada por terceros ajenos a ella. Es decir, buscar noticias sobre la empresa que interesa: qué se dice, qué ha pasado, cuál es la opinión de los expertos sobre ella y otros datos relevantes. Lo más recomendable para aprender a cómo comprar acciones es enfocarse desde un principio en las grandes empresas del mercado bursátil. Esto se debe a que es recomendable iniciar la inversión con estos consorcios de primera línea por ser muy conocidos, tanto por inversores como por consumidores, dándoles una estabilidad general. Dicha estabilidad provoca que las acciones no tengan movimientos bruscos en su precio en un período de tiempo largo, haciendo que las posibles ganancias sean mínimas pero, como ventaja, permiten aprender mucho sobre el mercado financiero. Dentro de ellas destacamos: Google, Apple, Facebook, McDonalds y Walmart.

Una vez elegida la empresa, el siguiente paso es estudiar algunos de sus indicadores financieros y hacer una comparación de estos con los indicadores de las compañías que compiten con ella. Dentro de estos indicadores debemos observar:

Margen de beneficio

Este es el resultado que indica cuánto es la ganancia de la empresa por cada dólar/euro invertido. Lo cual se deriva de la siguiente fórmula, donde la ganancia es de 15 centavos por cada dólar/euro vendido: 0,15 centavos / 1 dólar/euro = 15% de margen de beneficio.

Analizar la equidad en relación al retorno

La equidad es el total de dólares que tienen invertido los accionistas y el retorno es la cantidad de dinero, cantidad porcentual, que vuelve al accionista por el capital invertido. La relación es la siguiente: Si la ganancia de la empresa 150.000 dólares/euros y equidad de 2.500.000 dólares/euro, el retorno es 150.000 / 2.500.000, es decir, del 6%.

Al analizar este indicador, y tras observar que el porcentaje de retorno es constante en el tiempo o va en aumento, se puede pensar que es una acción con buenas posibilidades de ir creciendo y causar dividendos.

Además de estos indicadores, en el siguiente artículo estudiaremos algunos más que también debemos tener en cuenta; no obstante, esta primera parte de la guía es suficiente para saber comprar acciones de forma básica. Con la información que publicaremos próximamente, serás capaz de enfrentarte sin problemas a este mundo de inversión en acciones, teniendo siempre como material adicional los recursos webs, libros especializados, etc.

Más Información

curso gratis

Háblanos por WhatsApp en: 0034 648 552 205