Los Futuros Financieros son un instrumento interesante para invertir.
La principal característica de un Futuro Financiero es el aplazamiento del pago.

Sabemos que, en ocasiones, el mundo bursátil y financiero es complicado de entender. Son muchos los tecnicismos y términos que abundan y que pueden escaparse de nuestro conocimiento. Este post te ayudará a conocer mejor los Futuros Financieros, un instrumento de lo más interesante con muchísimo potencial. Los Futuros Financieros son un acuerdo de compra-venta por un precio determinado y estipulado un día concreto que se hace efectivo en una fecha futura, denominada fecha de vencimiento. En otras palabras, los Futuros Financieros son una operación planificada un día estipulado pero que se ejecuta, es decir, se compra y/o vende, en un día posterior al día en que se ha acordado esa operación. En el caso de los Futuros Financieros, tanto el comprador como el vendedor tienen la obligación de ejecutar la operación antes de la fecha de vencimiento acordada previamente. La principal diferencia y característica de los Futuros es que cuando se compra uno, en lugar de pagarlo en el momento, se aplaza el momento del pago. Los futuros son un instrumento derivado financiero, es decir, su valor se basa en el precio de otro activo.

¿Cómo se calcula el precio del futuro financiero?

El precio del Futuro Financiero no es el mismo precio que el que tiene en la actualidad el activo. El precio de los Futuros Financieros es el precio de hoy trasladado a la fecha de vencimiento. Es la suma del precio de hoy y los intereses de financiación para compensar al vendedor/comprador por aplazar el momento del pago. A esta cifra habría que restar los dividendos que surgiesen, en el caso de los Futuros sobre índices o materias primas.

Esta es la fórmula matemática del precio de un futuro financiero:

Precio del activo subyacente hoy + Intereses de financiación – Dividendos = Precio del Futuro

Pongamos un ejemplo: Si dos inversores deciden la compra-venta de 100 acciones de Airbus el día 1 de enero de 2020 a un precio de 10€ la acción y ejecutan realmente la operación a través de un Contrato de Futuros (1 Contrato de Futuros representa 100 acciones) el día 31 de enero de 2020. En ese momento será cuando realmente el comprador pague y el vendedor entregue las acciones. Lo normal sería comprar las acciones a ese precio el 1 de enero, sin embargo, en los Futuros Financieros no sucede de esta forma. Como se acepta realizar el pago en una fecha futura, tanto comprador como vendedor aceptan que el precio de la acción sea mayor (debido a los intereses), en este caso 10,20€, en lugar de los 10€ que vale en la actualidad.

Así que, en este caso, el comprador ha aceptado comprar 100 acciones de Airbus a un precio mayor que si lo hiciese hoy, sin embargo, tiene un mes para, por ejemplo, lograr la financiación necesaria para su compra. Concretamente, el comprador desembolsará 1.020€ (10,20€ x 100 acciones), en lugar de 1.000€.

Los intereses de financiación los marca un arbitraje que busca rentabilidad sin asumir riesgos. Gracias a este arbitraje, los futuros cotizan a un precio muy similar al precio teórico de sus activos subyacentes negociados. El arbitraje garantiza a cualquier inversor particular la posibilidad de Precio del activo subyacente hoy + Intereses de financiación – Dividendos = Precio del Futuro comprar/vender a un precio muy cercano al precio teórico. Salir será igual de fácil que entrar. El contrato de futuros es un acuerdo entre dos partes: comprador y vendedor. Sin embargo, también entra en juego un tercer actor: la Cámara de Compensación.
La Cámara de Compensación actúa como intermediario o contraparte entre comprador y vendedor y es la responsable de todas las operaciones que se realizan. Además, se encarga de exigir ciertas garantías en todas las operaciones. En España se llama BME Clearing aunque hay otras como Eurex Clearing o CME Clearing Europe.

Futuros Financieros IBT

Futuros Financieros IBT

Origen de los futuros financieros.

Los primeros Futuros Financieros surgen en Japón a mediados del siglo XVII. Dos siglos más tarde, nace la bolsa más importante del mundo de futuros, la Chicago Board of Trade (CBOT). Es el mercado de futuros más antiguo del mundo y originalmente, se comercializaban productos como trigo, soja y maíz. En la CBOT se negocian más de 50 contratos diferentes de futuros y en 2007 la CBOT se fusionó con la Chicago Mercantile Exchange (CME), un mercado estadounidense de derivados y productos básicos con sede en Chicago.

Los Futuros Financieros se crearon para solucionar una problemática que afectaba -y afecta- a los agricultores: la inquietud en torno al precio de sus cosechas. Y es que, la oferta y demanda varía por diversos motivos en poco tiempo. Puede que un año haya exceso de un producto en el mercado y el precio caiga y, por el contrario, puede que, en otro momento,no haya la suficiente cantidad de una materia y el precio se dispare. Con los futuros, los agricultores buscaban garantizar el precio de sus cosechas sin pensar en la falta o exceso de producto. De esta forma, se pactaba un precio determinado por los kilos que fuesen del producto a una fecha concreta. Cuando llegaba la fecha de vencimiento, dependiendo del valor del activo en el mercado, podría ocurrir una pérdida o una ganancia. En un contrato de Futuros, si a fecha 31 de enero se había pactado a 1€ el kilo de naranjas y llegado el momento, en el Mercado de Contado, el precio es de 0,80€, el vendedor lograría una jugada ganadora. Sin embargo, si el kilo de naranjas valiese 1,20€, el agricultor saldría perdiendo ya que habría vendido a un precio inferior al actual. La gente empezó a especular con los futuros y en la actualidad, este tiempo de contratos sirven para especular no solo con materias primas, si no con tipos de interés, índices bursátiles, etc.

Características de los derivados y futuros financieros.

Los futuros tienen las siguientes características:

  • Fecha de vencimiento: Normalmente, los contratos de futuros tienen un vencimiento trimestral. Aunque se suelen resolver antes, debes estar al tanto de esta fecha porque una vez llegue, tienes la obligación de comprar o vender el activo negociado.
  • Garantías: cantidad mínima necesaria que exige el intermediario para tu cuenta.
  • Tamaño estandarizado: son una especie de packs o lotes, en función del activo sobre el que operes. Uno de los más comunes es el Mini S&P 500, del que hablaremos más adelante.
  • Apalancamiento: En los Contratos de Futuros hace falta una pequeña cantidad como garantía o depósito, lo cual les convierte en un producto muy atractivo. Las ganancias pueden ser grandes, al igual que las pérdidas, por lo que hay que tener cuidado.
  • Liquidación diaria: Tanto las ganancias como las pérdidas liquidan diariamente. Todas las posiciones no cerradas tendrán que pagar o cobrar lo acordado.

Desventajas y beneficios de los futuros financieros.

Debemos tener claro que los Futuros Financieros tienen muchísimas ventajas, pero también tienen aspectos negativos. La principal desventaja son los intereses que se deben abonar por el aplazamiento del pago de la operación hasta la fecha de vencimiento estipulada. Por otro lado, no debemos pasar por alto que a la hora de realizar una compra-venta de un Futuro, hay que depositar garantías que aseguren el cumplimiento del contrato. Además, también tenemos que estar al tanto de la cotización de los Futuros Financieros, que evolucionan de forma paralela a los activos negociados en el Mercado de Contado. Asimismo, las pérdidas y ganancias liquidan diariamente.

Estos son los principales beneficios de los futuros:

  • Gran capacidad para proporcionar ganancias.
  • Debido a su liquidez, es un seguro en épocas de incertidumbre económica.
  • Se puede acceder a una cantidad mayor de la invertida en un primer momento.
  • Alta volatilidad: igual de posible ganar o perder. Si se tiene una formación suficiente, las posibilidades de ganar aumentan y las de perder disminuyen.
  • Se puede acceder al mercado las 24 horas del día lo cual ofrece al inversor disponibilidad y flexibilidad horaria para trabajar
  • Mercado muy regulado y poco manipulado.
  • Es más fácil averiguar como se comportará el mercado.
  • Apalancamiento
Mercado Futuros Financieros IBT

Mercado futuros Financieros IBT

Mercados de Futuros

Los futuros, al igual que otros productos financieros, cotizan en mercados oficiales y con garantías y seguridad para operar. Las principales funciones de los Mercados de Futuros son:

➢ Establecer las garantías necesarias para el cumplimiento de las operaciones.
➢ Responder ante las dos partes. Si se incumplen las condiciones o se comete alguna ilegalidad, el mercado trata con la parte que no ha cumplido, para que esta situación no afecte aún más a la otra parte afectada.
➢ Encargarse de la liquidación diaria de pérdidas y ganancias.
➢ Establecer las características de los contratos: cantidad de acciones, fecha de vencimiento, etc.

Las operaciones más importantes que se realizan en los mercados con los Futuros Financieros son las siguientes:

  1. Operaciones de Cobertura: se pretende eliminar o reducir el riesgo de caída del precio de las acciones. Ocurre en mercados con tendencia bajista para proteger el precio.
  2. Operaciones Especulativas: Al contrario que en las Operaciones de Cobertura, éstas suceden en mercados alcistas. Básicamente, se trata de comprar cuando el mercado está alcista y vender en bajista para obtener una gran plusvalía y además, en un plazo muy corto.
  3. Operaciones de Arbitraje: Son operaciones que suceden en varios mercados a la vez. Consisten en comprar en el mercado que cotiza más barato para después vender en el que cotiza más caro.

En España, los futuros se negocian a través del Mercado Oficial de Opciones y Futuros Financieros en España (MEFF) bajo la supervisión y el control de la CNMV. Están regulados por el Real Decreto 1282/2010 del 15 de octubre.

Futuros del Mini S&P 500: Una oportunidad que no puedes dejar pasar.

El Futuro del Mini S&P 500 es el futuro financiero más popular y usado de todos los índices bursátiles mundiales. Se trata de un tipo de contrato de futuro muy famoso entre los inversores y traders particulares y minoristas debido a su volatilidad y, desde un punto de vista técnico, a su comportamiento estable.

También llamado Micro futuro o E-Mini, es un producto que tiene muchas ventajas y muy interesante para invertir en él. El Futuro del Mini S&P 500 es un futuro referenciado del índice Standar & Poor’s 500, uno de los índices más importantes de Estados Unidos, creado en 1957. Este instrumento tiene un menor apalancamiento y un punto representa 50 dólares. Al ser diez veces menor que el S&P 500, cualquier persona puede negociar con él.

La negociación del micro futuro se realiza a través de una plataforma electrónica del CME llamada Globex. Globex abre de lunes a viernes con una pausa de 15 minutos y los momentos con más movimientos ocurren durante los periodos de apertura de las bolsas que trabajan con acciones. El volumen de negociación es mucho mayor en esos instantes: de 9:00 a 10:30 para la bolsa europea y de 15:30 a 17:00 para la americana.

Ventajas de operar con el Mini S&P500:

  • Alta liquidez, volatilidad y apalancamiento.
  • Contraprestación asegurada.
  • Posibilidad y libertad de ir tanto en largo como en corto.
  • Comisiones bajas de corretaje.
  • Cantidad necesaria baja para empezar a operar
  • El Mercado no puede ser manipulado con facilidad
  • Menor influencia en el precio de las noticias y aspectos mediáticos.

¡Si tienes alguna duda no dudes en contactar con nosotros!