A decir verdad, plantearse el Trading Intradía como objetivo para vivir de la inversión en activos no es un asunto descabellado. Ahora bien, ¿qué es exactamente el Trading Intradía? Tal y como indica su nombre, queda claro que es la inversión de compra y venta realizada en un solo día o dentro de un mismo día. Este tipo de operación se puede realizar en cualquier mercado, pero se acostumbra más a negociar de esta manera en el mercado de acciones y el de divisas. El trader que se quiere iniciar en este método necesita contar con una buena cantidad de dinero para invertir y conocer muy bien el mercado donde va a operar. Sin duda, esto no garantiza operaciones exitosas, ya que en algunas operaciones la fluctuación de los precios es enorme en un corto período, produciendo resultados inesperados; aunque este fenómeno puede ser aprovechado para obtener jugosas ganancias, es necesario ser un gran experto con la disciplina y la estrategia exacta que permita deshacerse del activo en el momento justo. Por lo que, más allá de todo esto, es necesario centrarse en varias reglas para lograr operar bajo este método de manera exitosa.

Trading Intradía. Reglas básicas

A continuación, algunas reglas que permitirán que todo inversionista interesado en hacer Trading Intradía pueda operar de manera más segura en cualquier mercado. Pero, como ya hemos repetido anteriormente, esto no garantiza que todas sus operaciones sean exitosas y eviten pérdidas, pero sí minimizarán los riesgos.

  1. La primera regla es no violar las reglas, sin importar el resultado de las operaciones (ganancias o pérdidas), lo vital es ceñirse a ellas..
  2. No reinvertir el 100% de las ganancias, es decir, es aconsejable manejar un período donde se reinvierte capital y ganancias, y luego se retira un porcentaje que al sumar los retiros, totalicen un total de un 24%/año. En esta línea, si se decide retirar cada trimestre, se retira el 6% y al año se habrá retirado el 24%.
  3. Manejarse con gestión de riesgo. Hay que tener claro cuál es el objetivo en ganancias y cuál es el máximo de pérdidas para cada día, cada semana y cada mes.
  4. Definir la estrategia y el momento en que se entra a operar, no debe ser ni antes ni después, sino en el momento justo, en el que son importantes la paciencia y la madurez.
  5. Cerrar la operación en el momento justo, es decir, si el activo va subiendo de manera rápida, se debe evitar el miedo a que pueda caer en su precio en cualquier momento; se debe esperar el momento decidido estratégicamente para el cierre y realizarla solo en ese instante. Sin esto, nunca se obtendrán grandes ganancias.
  6. Es importante tener una buena práctica previa a la hora de manejar los ciclos de mercado, de lo contrario, el movimiento de las olas pueden llevar a la desesperación.
  7. El fracasar en una operación no se debe entender como una derrota. En los mercados de valores, perder es un asunto diario. No debemos olvidar que en el comportamiento de los precios confluyen muchos factores y no todos son manejables todo el tiempo. No importa si estás empezando o eres un experto, las pérdidas son muy probables. Pero lo más importante es tener una buena estrategia, donde las pérdidas sean mínimas en comparación a las ganancias que se obtienen.
  8. Es recomendable manejar dos métodos de supervisión. El primero relacionado con una persona ajena al negocio financiero y que pueda revisar las finanzas y balances sin la emotividad del inversor. El segundo, un tutor experto en el tema, que guíe y haga recomendaciones para poder perfeccionar las estrategias.
  9. Los elementos de análisis deben definirse de manera precisa. Es decir, se escogen los indicadores apropiados para realizar el estudio de los activos, este análisis se debe limitar a estos, dejando de lado otros elementos.
  10. Si por algún motivo, sin importar la razón, se incumplen algunas de las reglas sin tener en cuenta si el resultado fue favorable o no, el inversor debe detenerse y reflexionar, si no , este comportamiento le puede llevar al fracaso absoluto. Si después de haber hecho esto se vuelve a cometer el error, es momento de abandonar las inversiones antes de que los resultados sean desastrosos.
  11. El hecho de que en la mayoría de las operaciones se logren resultados favorables, no es razón para perder las perspectivas, siempre hay que prestar la máxima atención sobre lo que se está realizando.
  12. Si durante un período importante se empiezan a sumar meses con resultados negativos, se debe volver al principio, revisar las estrategias y pedir ayuda a un especialista.
  13. Al abrir una operación, el enfoque se debe centrar en cuidar los detalles y no en las posibles ganancias que se van a obtener. Al hacerse esto último, en muchos casos se pierden las perspectivas y se descuida la atención sobre la operación abierta.
  14. Diseñar un plan de emergencia para momentos difíciles no es ser pesimista, es ser prevenido. Este plan debe crearse al principio y guardarse en un lugar seguro. Si se presentan momentos de grandes pérdidas, se busca el plan y se lleva a cabo lo detallado en él.
  15. Manejar expectativas realistas permite al inversor mantener los pies sobre la tierra y no vivir de ilusiones que puedan decepcionarle. Este es un error que cometen mucho los traders que se inician en el negocio.
  16. A diario se deben analizar los resultados, revisar cada uno de los elementos que intervinieron en la operación realizada y definir los errores o logros.
  17. Si se está empezando, lo más recomendable es abrir pocas operaciones y centrarse en ellas. Muchas operaciones diversificadas y abiertas a la vez pueden llevar al descontrol y a cometer errores graves.
  18. La información diaria es la mayor aliada de un buen inversor. Por lo que es recomendable leer todos los días, escuchar entrevistas con especialistas, revisar las webs especializadas, analizar las últimas tendencias y la literatura sobre el tema.

Trading Intradía. Elementos extras

Estos son algunos elementos que se deben tener preparados para iniciarse en el Trading Intradía:

  1. Los planes de negocio son importantes ante cualquier inversión, no deben faltar en el Trading Intradía.
  2. Las herramientas técnicas que se necesitan para realizar las operaciones en red, es decir, dos buenos ordenadores (uno en uso y otro para sustituirlo en caso de algún problema con el primero) y conexión a internet con buen ancho de banda.
  3. Definir los cursos que se van a realizar, si es la primera vez que se entra en el negocio. Estos cursos pueden ser generales o específicos sobre temas particulares como “principios para operar en el intradía”, por ejemplo.
  4. Diseñar la gestión de riesgos y ganancias, tanto para periodos cortos como largos.
  5. Conocer y definir los gastos extras que se deben realizar al operar en el Trading Intradía.
  6. Definir la técnica de negociación con la que se operará en este tipo de inversión.
  7. Realizar el estudio previo de las acciones sobre las que se quiere operar y determinar su viabilidad para el intradía.

En conclusión, la posibilidad de lograr buenos resultados en el Trading Intradía existe pero no puede ser un asunto dejado al azar.

Más Información

curso gratis

Háblanos por WhatsApp en: 0034 648 552 205