Qué es

El backtesting es el proceso de testear una estrategia de trading antes de emplearla. Permite al usuario conocer si la aproximación que está usando es correcta y si el modelo tiene la cobertura deseada. Esta táctica se debe hacer independientemente de lo que queramos negociar, ya sea en el mercado de índices bursátiles, materias primas o divisas. Se trata de ver pausadamente qué habría pasado si hubiéramos actuado de determinada manera para comprobar que en un futuro la estrategia (sistema de trading) empleada funcione. De esta forma habría que simular condiciones pasadas con el detalle suficiente. Esto hace que una de las limitaciones de este método sea la necesidad de datos históricos detallados. Otra de las limitaciones es la inhabilidad para modelar estrategias que podrían afectar a precios históricos.

Para qué sirve

El objetivo de todo esto es evaluar la eficacia de nuestra táctica y sistema. Los expertos afirman que, por regla general, nuestro sistema funcionará entre tres y ocho veces menos que el backtest que realicemos. Es decir, para que nuestro sistema funcione durante uno o dos meses, deberíamos realizar backtesting durante ocho meses. Cuanto más tiempo le dediquemos, más confianza y certidumbre poseeremos en nuestro sistema. De esta forma, el backtesting no solo nos servirá para asegurarnos que nuestro sistema generará beneficios, sino que nos ayudará a fortalecer nuestra disposición psicológica. Algo a tener en cuenta por el trader que quiera realizar un backtesting es su nivel de experiencia. No es lo mismo ser un novato que un operador experimentado.

Comprobar nuestra táctica en tiempo real nos llevaría mucho tiempo, además de no ser muy productivo ni sistemático. Por eso se suelen probar estrategias en los datos históricos. Así, conseguiremos una fuente de abundante información esencial para nuestra siguiente maniobra. Para constatar nuestra estrategia debemos operar en la medida de lo posible con unas estipulaciones lo más similares que se pueda a las que vayamos a usar en la realidad. Además, existen un mínimo de operaciones que debemos realizar para asegurarnos de que el patrón que empleamos es fiable y no hay coincidencias. Esto sería en torno a las doscientas y trescientas operaciones.

 

Cómo realizarlo

Para realizar un backtesting debemos contar primeramente con una estrategia que deseemos medir. Esta tiene que ser nítida y debe detallar entradas y salidas de forma específica. Habría que intentar ser todo lo neutral y objetivo posible. Además, únicamente habría que entrar y salir utilizando los indicadores. Otro aspecto importante es que la estrategia a evaluar no posea excesivos indicadores. Lo único que hará que sostengamos demasiados indicadores será detener múltiples entradas y llenar al mercado de entradas adulteradas. Tras esto, se deberá de elegir el par de divisas a evaluar y el espacio temporal en el que actuar. Es posible elegir el horario americano, europeo o asiático.

A continuación será posible elaborar una plantilla en Excel donde se muestren distintas particularidades según el método, como el precio de entrada o de salida. Entre los dos precios se mostrará también los máximos ganados y perdidos. Esta información resulta de una importancia esencial para nuestro análisis. Así, se podría separar todos los máximos obtenidos y reunirlos para obtener la media estadística y su desviación estándar. De esta manera lograremos ver con cierta seguridad donde está la mayor densidad de estos máximos. Lo mismo ocurrirá por el lado de las pérdidas máximas. Otro aspecto fundamental al hacer backtesting es el momento en el que se realiza. Es importante elaborarlo a lo largo de una duración temporal que sea relevante, si no estará sirviendo para poco.

Modo manual

Existen dos formas diversas de hacer backtesting. La primera es de manera manual, llamado también papertrading. Este método se basa en buscar gráficos de meses anteriores de forma paulatina e ir registrando pips a favor y pips en contra. Además, también se debe ir anotando el capital en pérdida y el capital en beneficio. A favor de esta forma de hacer backtest está que el usuario va interiorizando de forma efectiva su propia estrategia, por el contrario, se trata de un método que es complejo de optimizar, además de ser bastante lento en lo que a desarrollo conlleva.

Modo automático

El segundo procedimiento es el automático. Con este modo se programa de forma inicial una estrategia y, una vez completada, hacemos backtest desde el pasado.De este modo, el tester de la estrategia que implementamos nos señalará los pips a favor, los pips en contra y el beneficio medio que obtenemos, entre otros muchos datos. Como punto negativo, para hacerlo de forma automática se debe tener un conocimiento amplio de programación. Así podremos testear nuestras propias estrategias. Además, es bastante sencillo sobreoptimizar una estrategia, esto es, realizar una táctica que únicamente se desempeñe de forma positiva en un único instante del pasado, pero no en el futuro.

Más Información

curso gratis

Háblanos por WhatsApp en: 0034 648 552 205