En el mercado bursátil es de gran importancia tener estrategias y métodos para lograr hacer inversiones rentables. Dentro de estos métodos, el Análisis Técnico es uno de los más usados dada su efectividad. Este estudio se basa en la revisión de los precios históricos para poder vaticinar los futuros precios dentro del mercado, basándose en el análisis de gráficos. Los elementos básicos de análisis están enfocados en los aspectos psicológicos y comportamiento de los inversionistas, además de la revisión de los movimientos de las cotizaciones. Por estos aspectos, este análisis, creado por Charles Dow, basa su teoría en elementos técnicos.

A diferencia del análisis fundamental, el Análisis Técnico no toma en cuenta los aspectos relacionados con noticias o acontecimientos que puedan producir cambios económicos.

El análisis técnico en la práctica

La idea es recolectar la información requerida sobre los movimientos y fluctuaciones de los valores negociables dentro del mercado bursátil, siempre tomando en cuenta que los mercados varían según tendencias. Por ello, se tiene en cuenta los factores que pueden influir en estas tendencias, como son la información de la que disponen los inversionistas, el estado de ánimo de éstos y otros elementos que pueden determinar variaciones en el comportamientos de las acciones y que se derivan de los gráficos analizados.

Principios del análisis técnico

Los principios básicos del Análisis Técnico son presentados a continuación:

En el precio está todo. Este es el principal pilar de este análisis. Se refiere a que todos aquellos elementos que están afectando el mercado como pueden ser políticos, sociales, económicos y otros, están reflejados en el precio. Esto significa que al analizar el precio de una acción o de un mercado específico, se está haciendo un análisis global de todos los factores que intervienen en ese mercado o acción.

Es decir, cuando hay mayor demanda que oferta, los precios suben y si la oferta es amplia los precios caen, principio que afecta sin excepción a todos los mercados. Por ello, el Análisis Técnico señala que, al subir el precio de un activo, se debe entender que la demanda de éste ha superado la oferta y al bajar el precio, se entiende que la oferta ha superado la demanda. Se entiende que los movimientos en los gráficos no son provocados por éstos, sino por factores fundamentales que provocan la caída o subida de los precios, debido a los cambios que se suceden entre la oferta y la demanda. Y, justo en este punto, los factores fundamentales no son importantes para el análisis, lo que interesa es conocer sus consecuencias sobre los precios.

Por lo tanto, el Análisis Técnico revisa las consecuencias, o sea, permite conocer los cambios producidos por los diferentes factores, sin necesidad de revisarlos directamente.

El precio y las tendencias se mueven a la par. La tendencia es uno de los conceptos con mayor importancia dentro del Análisis Técnico. Tanto así que, el objetivo base de este método es identificar la tendencia y operar según su dirección para obtener las mejores ganancias.

La historia es cíclica

En los párrafos anteriores comentamos que, entre otros, este análisis se basa en la parte psicológica y emocional de las personas, lo que crea el principio de repetición. Es decir, las personas tienden a tener el mismo comportamiento repetido ante acontecimientos iguales o parecidos. Las tendencias que se observan en un gráfico, son el resultado del sentimiento del mercado, bien sea a la baja o al alza. Esto presupone que, éste se comportará siempre de la misma manera ante circunstancias semejantes.

Es decir, si al analizar hay cierto comportamiento del mercado en el pasado, lo habrá de nuevo en futuro.

El análisis técnico y sus ventajas

La mayor ventaja es la capacidad de poder ser usado sobre cualquier instrumento financiero en cualquier momento temporal, lo que le permite ser aplicado en cualquier área del mercado financiero. Lo único que necesita es adaptarse a las características propias y al comportamiento específico de cada mercado o instrumento, usando siempre los mismos principios y herramientas. En lo temporal, el Análisis Técnico puede usarse sobre cualquier gráfico, sin importar el tiempo a medir. Es decir, se puede analizar a corto, mediano o largo plazo. También, otra ventaja es la capacidad de entender que todos los factores que influyen en el mercado se expresan en el comportamiento de inversores y corredores en un momento dado, mostrándose en el precio.

Por otra parte, podríamos decir que una tercera ventaja se centra en no necesitar de un amplio conocimiento de las condiciones políticas y económicas de los países, a diferencia de otros tipos de estudios como el Análisis Fundamental.

Dicho esto, el Análisis Técnico podría parecer complicado para los inversores principiantes, ya que tienen dudas sobre la importancia de cada una de las herramientas. Pero todos los elementos son importantes, ya que forman parte de una estrategia siempre necesaria para hacer trading.

Más Información

curso gratis

Háblanos por WhatsApp en: 0034 648 552 205