Las personas realizan cosas a diarios y muy pocas veces se imaginan que aquello que están haciendo, aparentemente normal y sin mucha importancia, se puede terminar convirtiendo en un fenómeno mundial. Cuando en 1792 se realizó el acuerdo de Buttonwood, las 24 personas que estuvieron presentes, jamás se imaginaron que este centro de comercio se convertiría en lo que es hoy, la Bolsa de Nueva York. Hoy en día, este es el centro bursátil donde se mueve la mayor cantidad de dinero en dólares, y es la segunda con mayor cantidad de valores admitidos.

La Bolsa de Nueva York es el centro de actividad comercial con más movimiento en todo el mundo. Las grandes empresas, y los más reconocidos inversores negocian allí miles de millones de dólares al día.

La Bolsa de Nueva York. El mayor mercado

La cantidad de inversiones de compra y venta que se hacen todos los días, convierten a este mercado en la medida para conocer el movimiento bursátil mundial. En la Bolsa de Nueva York hay alrededor de 1.370 miembros que realizan las negociaciones en nombre de sus clientes. Dentro de este grupo de operadores autorizados para actuar en esta casa bursátil, se encuentran las mayores empresas del mundo. Solo estos miembros pueden operar directamente, haciéndolo para clientes que se encuentran en cualquier parte del planeta, lo que provoca que se realicen operaciones de compra y venta por millones de dólares en cada jornada.

El mercado de renta variable de la bolsa de Nueva York

El mayor mercado de renta variable del mundo es la Bolsa de Nueva York, teniendo un valor de mercado total de más de 25 billones de dólares. Esto hace que sea la más cotizada por las sociedades para obtener el capital que requieren para sus expansiones empresariales u operaciones comerciales mediante la venta de acciones al público interesado. Cerca de 3.000 empresas, tanto de los Estados Unidos de Norteamérica como de otras latitudes, forman parte de la Bolsa de Nueva York.

Muchos inversores temen colocar su dinero en este mercado, ya que cuentan con poco capital, pero esto no es importante, porque la protección en esta bolsa es la misma para cualquier tipo de inversor, exigiendo que todas las sociedades participantes provean la misma información a sus accionistas, independientemente de la cantidad de participaciones accionarias que tenga. De igual manera, es muy estricta en el cuidado y seguimiento de las actividades que realizan los operadores y sociedades participantes, Además, están prohibidas algunas prácticas como el inflado falso del valor de las acciones, o el uso de información privilegiada.

La bolsa de Nueva York desde Wall Street hasta la red

La casa bursátil ubicada en Wall Street funciona como un mercado híbrido, es decir, se pueden realizar operaciones por medio de internet pero, el grueso de éstas, se siguen realizando en forma de subasta en su sede. De allí, esa imagen que la mayoría de las personas tiene de un gran salón donde cientos de personas gritan, gesticulan y hablan por teléfono a la vez. Debido a esto, es importante que si se decide invertir en este centro de venta y compra de acciones, lo haga usando uno de sus corredores debidamente autorizados. Estos profesionales tienen la preparación para darle los mejores consejos y ayudarles para iniciar una cartera de inversión.

La mayoría de los operadores e inversores del mundo revisan el comportamiento diario de los índices bursátiles para tomar decisiones sobre si deben comprar o vender acciones.

El Down Jones

El Down Jones es el índice bursátil que se genera de las operaciones realizadas en la Bolsa de Nueva York o por lo menos el más consultado. ya que existen varios índices con este mismo nombre: Dow Jones Utility Average (promedio de las acciones de la 15 empresas de gas y eléctricas más grandes), Dow Jones Transportation Average (las 20 mayores empresas de transporte y comunicación), Dow Jones Composite Average (el índice que indica el promedio de las 65 mayores empresas en cualquiera de los ramos anteriores. 56 de la Bolsa de Nueva York y 9 del mercado NASDAQ), y el Dow Jones Industrial Average, que es el que referimos antes donde se promedia el valor accionario diario de las 30 mayores empresas industriales norteamericanas.

El frenesí con que se suceden las operaciones dentro de la sede de esta bolsa se debe a que hay que luchar por lograr hacer, u obtener, la mejor oferta, ya que un centavo de diferencia puede significar miles de dólares en la operación final. Claro, no siempre esto fue así. En un principio, las operaciones se realizaban con mayor calma y se mostraba más la caballerosidad de la época, ya que los procedimientos se realizaban entre las familias de grandes fortunas en un ambiente más íntimo. Posteriormente, el crecimiento económico de los Estados Unidos de Norteamérica hizo que muchas otras personas amasaran buenos capitales y desearan pasar a formar parte de grandes empresas, comprando sus acciones con el deseo de que esta mantuviera o aumentara su éxito y así obtener grandes ganancias.

Más Información

curso gratis

Háblanos por WhatsApp en: 0034 648 552 205