Hoy en día, muchas personas se han interesado en invertir en divisas pero pocas conocen cómo es este proceso y los riesgos que se corren si no se realiza concienzudamente. El mercado de divisas es un mercado de «pares», es decir, los “pares” están formados por dos monedas diferentes y se negocia sobre los cambios de valor que hay entre ellas. O sea, se especula sobre el aumento o disminución de una divisa sobre la otra.

Invertir en divisas implica

Invertir en divisas implica comprar grandes cantidades de una moneda, esperar que ésta eleve su valor y volver a comprar la divisa original u otra que pueda producir ganancia.

Los «pares» de monedas son muy variados, pero los más comunes y sobre los cuales se invierte más dinero son: EUR/USD (euro y dólar estadounidense), USD/JPY (dólar estadounidense y yen japonés), GBP/USD (libra esterlina y dólar estadounidense), USD/CAD (dólar estadounidense y dólar canadiense), AUD/USD (dólar australiano y dólar estadounidense), USD/CHF (dólar estadounidense y franco suizo) y EUR/JPY (euro y yen japonés). La primera moneda se conoce como moneda base, y la otra como moneda de cotización. Cuando se revisa la información Forex, se encuentra algo así: EUR/USD 1,04, significa que 1 euro se cotiza a 1,04 dólares. Después hay otros “pares” que son menos comerciados, casi todos con el dólar como base y sobre monedas de países como Turquía, Noruega, Dinamarca y Suráfrica entre otros.

Invertir en divisas. Algunos beneficios.

Invertir en divisas tiene algunos beneficios que le convierte en el mercado ideal para los nuevos inversores. Una de sus ventajas más importante es que el mercado de divisa (Forex) funciona las 24 horas del día, los 7 días de la semana. Esto permite que cada inversor pueda hacer su trabajo en el momento que lo precise y disponer de éste según sus posibilidades. Otra ventaja es que este es un mercado que se mueve con mucha más lentitud que el mercado bursátil. Es decir, difícilmente una divisa tendrá un exagerado cambio de valor en un día. Esto protege más al inversor, ya que no se arriesga a tener grandes pérdidas de manera abrupta. Por último, las opciones para invertir son mucho menos que en el mercado de valores. Debido a esto, es mucho más fácil mantener un análisis claro del panorama diario e invertir con mayor seguridad.

Invertir en divisas. Dinero en línea

El comercio de moneda funciona básicamente a través de internet. Hay decenas de plataformas que ofrecen su servicio a los inversores interesados, facilitando las operaciones y suministrando toda la información necesaria. Por otra parte, la mayoría de estas web ofrecen simuladores en línea que permiten al interesado entrenarse en este tipo de comercio con dinero de juego.

Independientemente de la razón que nos haya llevado a entrar en el mercado de divisas, la red es un buen lugar para empezar el negocio. Las formas tradicionales tienen sus ventajas, pero no el encanto de la conexión en tiempo real desde cualquier lugar. Además, la inversión por internet tiene beneficios muy especiales que no se obtienen bajo otra forma de inversión. Pero, antes de empezar, lo mejor es inscribirse en alguna de las plataformas que ofrecen el servicio Forex y entrenarse en el simulador para entender bien cómo funciona el negocio antes de poner el dinero en riesgo.

Invertir en divisas. ¿Por qué?

El negociar con monedas es más fácil de lo que se piensa, y lo cierto es que muchas personas ganan buen dinero comprando y vendiendo divisas. Entrar a este mercado no es difícil y no se requiere de grandes cantidades de dinero para empezar. Tanto es así, que muchos de los grandes inversores actuales entraron en sus inicios, con pequeñas sumas de dinero.

Lo primero es entender que el éxito en este negocio se basa en el aprendizaje y la experiencia. Por ello, como ya dijimos, es importante la inscripción en algunas de las plataformas web y entrenarse suficientemente en los simuladores. Éstos funcionan como una cuenta real pero el dinero no es real. Allí se puede comprar y vender sin riesgos mientras se aprende sobre el comportamiento del mercado. Cuando se sienta preparado, puede entrar a jugar con dinero real y empezar su carrera como comerciante de divisas. Con las ventajas de trabajar desde casa, disponer del tiempo y ser su propio jefe.

De esta manera, el dinero trabaja para uno, aportando importantes beneficios. También hay que tener claro que se pueden correr riesgos y tener pérdidas en algún momento, pero cuando se ha aprendido sobre el mercado de divisas y se tiene un buen diseño estratégico para Invertir en Divisas, estas pérdidas se recuperan a corto plazo.

Más Información

curso gratis

Háblanos por WhatsApp en: 0034 648 552 205