Invertir en Bolsa y la Gestión de Riesgo

Hay muchísimos textos que hablan sobre la gestión de riesgo al Invertir en Bolsa, pero muy pocos trader tienen la capacidad de entenderla y lograr inversiones rentables. Por ello, es bueno poder simplificar esa información de manera que pueda ser digerida con facilidad, para esto es necesario primero entender que un sistema para Invertir en Bolsa debe ser personal. Es decir, lo importante es que, después de diseñado y ser usado, el sistema termine siendo propio de cada inversor, más allá del hecho posible que, la mayoría del sistema usado sea copiado de traders exitosos. Esta personalización del sistema para Invertir en Bolsa, está totalmente ligado a la gestión de riesgo.

El Sistema de Trading

Tal y como expresamos antes, lo ideal es hacer que el tema sea fácilmente entendido en el contexto de la gestión de riesgo. Lo mejor para ello, es hacer mediante un ejemplo. Una de las mejores explicaciones es la señalada por Ralph Vince, prestigioso experto en gestión de riesgo. En el experimento realizado por este especialista se puede ver la importancia que tiene la gestión de riesgo y como su desconocimiento puede llevar a la ruina a cualquier trader.

En este experimento, Vince logra demostrar cuánto puede ser de difícil el entender la gestión de riesgo de manera ideal al Invertir en Bolsa. Además de, mostrar en la práctica como a pesar de que se tenga conocimientos de las reglas básicas para Invertir en Bolsa, los inversionistas atentan contra ellos mismos al momento de la acción.

El experimento de Ralph Vince

El famoso trabajo realizado por este experto en gestión de riesgo fue el siguiente:

El experimento se realizó en un grupo conformado por 40 personas, todos profesionales universitarios, sin conocimientos de trading. Se buscaba una representación de persona con preparación y un buen nivel de inteligencia y se decidió por estas características. Bien, a este grupo de universitario se le puso a jugar un videojuego simulador de un sistema de trading. Se les informó que el software estaba programado para producir un 60% de ganancias y un 40% de pérdidas. Entregándoles como capital virtual la cantidad de 10.000 dólares. Se les informó que debían realizar 100 operaciones y el programa iba a arrojar una ganancia en el 60% de ellas y pérdida en el 40%. Aquí, es importante acotar que esto solo puede funcionar de manera virtual, ya que al Invertir en Bolsa en el mundo real es muy difícil contar con este tipo de resultado, aunque se use un software para ello.

El resultado final

El resultado final del estudio fue el siguiente, el 95% de los participantes perdieron dinero y solo 2 de ellos terminaron con ganancias. A pesar de tener claro que solo iban a ganar en el 60% de las operaciones. De principio, no parece lógico que con un programa de trading que garantiza ganar en 60 de cada 100 operaciones, se pueda terminar perdiendo y menos sabiéndolo antes de empezar.

La conclusión del especialista fue que hubo una gestión de riesgo inadecuada de parte de estos inversores virtuales. Es decir, al conocer cuáles eran las probabilidades de ganancias y los riesgos de pérdidas en las inversiones, les llevó a gestionar de forma errónea. Esto se debió, muy probablemente a un exceso de confianza y un entendimiento equivocado de la información que tenían. En resumen, no manejaron la gestión de riesgo. El error básico fue que al conocer las probabilidades de ganar o perder, después de cada pérdida, ponían en juego una mayor suma de dinero para recuperar lo perdido, confiando en que esa iba a ser la operación exitosa según las probabilidades. En ningún caso marcaron límites de pérdidas y ganancias. Solo se centraron en confiar en la interpretación personal de las probabilidades, que les indicaba que en cualquier momento ganarían.

Entre el riesgo y la recompensa

Una explicación para entender porque los participantes en el estudio llegaron a tener pérdidas, a pesar de conocer las posibilidades de éxito y fracaso, es lo que se conoce en el trading como el ratio riesgo/recompensa. Este mide el riesgo necesario que se debe tener para obtener una recompensa. Entendiendo como recompensa el límite de beneficios establecidos y riesgo el límite de dinero que se estipula perder. Al gestionar el riesgo en el momento de Invertir en Bolsa de esta manera, no se necesita ningún truco. Simplemente, se coloca el límite de pérdida donde se crea suficiente y, de igual manera, se hace con el de ganancias. Es decir, hasta donde se acepta la pérdida y cuál es el punto máximo de ganancia para proceder al retiro. Cuando se aplica de manera correcta este modelo de ratio, se facilita la decisión del tipo de operaciones en la que se va a entrar según las conclusiones obtenida del sistema usado, eligiendo inversiones donde el ratio de recompensa sea mejor y más factible.

Más Información

curso gratis

Háblanos por WhatsApp en: 0034 648 552 205