Análisis Técnico de los Mercados Financieros

La principal pregunta que se hacen las personas que deciden invertir en los Mercados Financieros es ¿cómo puedo ser un buen trader?

Bien, de principio, podemos decir, dada nuestra experiencia, que la forma más segura para iniciarse con éxito en los Mercados Financieros es un aprendizaje continuo y profundo sobre este tipo de inversión y aplicar lo aprendido. También, se debe tener claro que, el haber estudiado a conciencia no es una garantía de lograr resultados rentables de manera inmediata. Lo que, sí podemos asegurar es que, el aprendizaje es una manera de garantizar un trading exitoso a medio o largo plazo, sumado a la habilidad de cada inversor y sus características particulares. Pero, lo cierto es que, la mayoría coinciden en la importancia de manejar las herramientas que proporciona el análisis técnico.

Invertir en diferentes mercados financieros

Lo primero es entender el análisis técnico en su conjunto. Es decir, conocer de manera exacta sus herramientas e instrumentos y saber usarlos, ya que es la mejor manera de poder conocer los comportamientos futuros del Mercado Financiero. Entendiendo que, el conocimiento teórico va a la par del conocimiento práctico. Hay muchos traders que se manejan muy bien con los gráficos para invertir en bolsa pero no se atreven a entrar en el mercado de divisas, Forex, ya que no sienten que puedan moverse dentro de un Mercado Financiero no conocido, al no sentir seguridad. Pero, lo cierto es que, sí es posible invertir en varios mercados. Para ello, a continuación te daremos algunos conceptos básicos para que puedas reconocer diferentes productos financieros para que sientas la libertad de manejarte en diferentes Mercados Financieros y realices un trading más variado.

Definiendo conceptos de los mercados financieros

Bien, como base, se debe conocer las diferencia conceptual entre lo que es el activo subyacente y el derivado financiero. Este último, derivado financiero, es aquel producto que su valor está basado en el de un activo subyacente. Esto encierra prácticamente todo: intereses, acciones, índices bursátiles o materias primas. En este tipo de inversión se puede entrar con un pequeño capital, ya que es posible invertir sobre “futuros” o usar el apalancamiento.

Los productos o derivados financieros

Los productos o derivados financieros se pueden agrupar en 3 tipos: los CFD, los futuros y los warrants.

Los contratos de diferencias o CFDs

Los contratos de diferencias o CFDs se usan mayormente en el Reino Unido. La finalidad en estos contratos es marcar la diferencia entre el precio al abrir el contrato y al momento del cierre para verificar ganancias o pérdidas del inversor.

Los Futuros

Los Futuros son aquellos que establecen la compra-venta de un producto en el futuro, basado en el precio al momento de hacerse el contrato. La ganancia es la diferencia que existe entre el precio al inicio y el precio final, el día en que se vence.

El Warrants

El Warrants es parecido al Futuros pero solo establece el derecho de comprar o vender. Es decir, quien ejerce el Warrants puede decidir si compra o vende pero la parte contraria se obliga a hacerlo según los términos del contrato de garantía.

Activos Subyacente

En relación a los Activos Subyacente podemos indicar que los hay de 3 tipos: Índices Bursátiles, Acciones e Intereses.

Índices Bursátiles

Los índices Bursátiles no son valores en títulos o productos. Este es el número promedio del movimiento de un grupo de acciones que forman parte de una casa de bolsa. Quien invierte en este Activo Subyacente, lo hace sobre la posibilidad de que el mismo disminuya o aumente.

Acciones

Dentro de estos activos, las más conocidas son las Acciones. O sea, un título que vale por una parte fraccionada de una sociedad que cotiza en la bolsa. Manejando un valor diario, e incluso varios valores en un mismo día. Sobre estas alzas o bajas es donde los inversionistas de los Mercados Financieros obtienen ganancias.

Intereses

En lo que se refiere a los Intereses, es el número porcentual anual que tiene como rentabilidad o crédito un producto. Por ejemplo, los intereses bancarios. Este porcentaje señala que se ha de pagar o cuanto se va a ganar por préstamos u otros activos. La inversión en intereses se basa en la posibilidad de que estos suban o bajen.

Bien, estos no son los únicos productos de los Mercados Financieros pero si son los mejores para iniciarse en el Trading, ya que son los más versátiles y populares. Además de ser lo más recomendados por los brokers e inversores exitosos. Tener un claro conocimiento de los mejores productos para invertir, sin dudas facilita mucho la creación de estrategias para lograr mantenerse con éxito dentro de los Mercados Financieros. En cualquier caso esta ha sido una guía básica, se recomienda profundizar más en el estudio de aquellos activos o productos que sean de interés.

Más Información

curso gratis

Háblanos por WhatsApp en: 0034 648 552 205